Bosco Bistro, la falta de higiene explica los gusanos de las patatas

Patatas con gusanos sazonadas con la roña de unas uñas postizas de 7 cm.

Todo parecía pintar bien cuando, al entrar al mercado de San Fernando, una chica en la puerta te dice que te invita a la segunda ronda de cerveza, y ves que el local al que te lleva tiene buena pinta. Decides pedir una especie de papas arrugás que ves a la intemperie, encima de un mostrador, pero que aún así tienen buena pinta.

Se empieza a torcer cuando ves cómo sazonan el plato de patatas sin guantes y con unas uñas postizas de unos 6 cm de longitud. Además, aunque no estaban mal, su sabor te acaba cansando cuando llevas la mitad del plato, del que tendrás que apartar la mitad de las patatas por contener gusanos. Le puede pasar a cualquiera, supongo.

Acabas de muy mala hostia cuando terminas enfrentando con el encargado, que siente total indiferencia hacia las quejas de los clientes, porque te han cobrado por una cerveza lo que pagarías por dos y 9 euros por un plato de patatas cocidas de las que te has dejado de la mitad en el local, pero que él dueño califica como súper elaboradas.

Precio: 12-13€ caña y tapa.