El Rincón Guay tiene mucho de rincón y poco de guay

Hamburguesas de carne envasada del DÍA, que es donde tendría que estar trabajando alguno de sus camareros.

La mejor de las hamburguesas se puede convertir en una de mierda si está servida por el peor y más arrogante de los camareros. No es el caso de El Rincón Guay donde la hamburguesa es más bien de supermercado. Eso sí, a un precio económico y una calidad aceptable.

En plena calle Embajadores, frente al mercado de San Fernando, cuenta con una localización envidiable y una buena terraza para tomar unas cañas al sol, está atendida por un servicio poco profesional que no disfruta de su trabajo, haciendo que un yonki que te quiere atracar a punta de navaja tenga más educación que ellos.

Se trata de un bar gay-friendly que es de todo menos friendly y que deja atrás todo el potencial que podría tener el local, para que te lleves un bonito recuerdo en forma de hoja de reclamación.

Precio: 10-15 €.