El falso cupón mágico de Makitake que teletransportó a la camarera a la cola del INEM

Una cadena que, pesa a contar solo con 5 locales, fue incapaz de mantener informada a su única trabajadora de que existía un cupón de descuento y evitar una situación desagradable, fruto de la incompetencia de su (ex)empleada.

El pedido transcurría con normalidad hasta que al enseñarle el cupón la camarera/dependienta/cocinera me dijo que no tenía constancia de su existencia y que no podía aplicarlo. Al haber acudido al local única y exclusivamente por el descuento, decidí marcharme de forma educada, aprovechando que ninguno de los platos se había empezado a preparar. 

Nada más abrir la puerta, empecé a recibir los insultos de la chica que no entendió que me sintiera engañado; hasta que una queja de Cero Estrellas en un concurso de su Facebook acabó con la dependienta pasando su tiempo libre en Infojobs (si es que no le han cambiado el turno).

Precio: 0€