Saint Georges Café te hará odiar tus dotes culinarias

Escondida bajo tierra, en un pequeño zulo de la calle Cardenal Cisneros que haría sentir nostalgia al mismísimo José Antonio Ortega Lara, se encuentra la cocina del Saint George’s Café. Una minúscula cafetería donde preparan de lunes a viernes, con una desalentadora superioridad culinaria, las delicias que llenan los estómagos de su clientela del barrio de Chamberí, y también el de un señor gordo de Carabanchel que finge llevarse comida para, según dice, toda su familia.

café Saint Georges

Menos espacioso que en el zulo de José Antonio Ortega Lara.

Desde Australia, se han instalado en Madrid Javi y Zoe para traernos un café delicioso, con el que no te cagarás encima al instante. Cada semana, cambian de variedad de café que podrás observar en un tarjetón para que los clientes lo lean y finjan ser entendidos que saben diferenciar un café guatemalteco de uno cagado por un hurón.

De lunes a viernes a medio día podemos reservar, a través de su cuenta de Instagram, dos ensaladas diferentes que harían suicidarse por depresión al señor Florette. Gracias a estas originales recetas descubrirás ingredientes que no conocías y que jamás hubieras pensado echarlo en las tuyas como puede se el kale, el trigo kamut, la espelta o medio kilo de ternera en salsa que te hará preguntarte si lo llamas ensalada para autoconvencerte de que estás manteniendo tu figura, cada vez más deteriorada.

Morderías las uñas de las manos que preparan su comida para saborear los restos que se queden bajo ellas.

Mención especial a los pokemiércoles, en los que nada tiene que ver con la mierda insípida de las cadenas de poke que conocemos; y los viernes de chapatas, en los que preparan dos variedades de bocadillo que te harán volver a tu niñez para odiar a tus padres y a la basura de bocadillos de paté La Piara que te preparaban para merendar. Si pruebas la chapata berenjena, el más top para mi gusto, probablemente querrás matar a tu madre.

PRECIO APROXIMADO: 7-11€