Regalar a tu pareja por San Valentín una pizza Kit Kat es firmar la sentencia de muerte de tu relación

En la redacción de Cero Estrellas nos hemos puesto romanticones con San Valentín, así que hemos pedido el “Cuqui Menú” de Telepizza para daros nuestra opinión, porque nos preocupamos por vosotros, amados seguidores, y no queremos que cometáis el error de llevar a vuestras parejas a comer pizza de Kit Kat por San Valentín.

No quiero entrar a valorar el sabor de las pizza clásicas de Telepizza, que lleva el “Cuqui Menú”, y que todos sabemos que sabe a obesidad infantil. La pizza de Kit Kat está buena, obvio, porque es masa de pizza, Kit Kat y chocolate. Sin embargo, cortarla es un suplicio ya que el recipiente donde está el chocolate es la propia masa de la pizza, haciendo que no tengas ni puta idea cómo cortarla.

Pensamos que las críticas hacia Telepizza han sido exageradas, ya que la pizza de Kit Kat, al menos de sabor, no solo cumple sino que supera todas las expectativas que su forma de cagarro te puede hacer pensar. Eso sí, vamos a tener que andar un poco más de los 30 minutos diarios que te recomienda la caja para quemar la explosión de calorías.

Precio: 12,95€